El auge del modelo multitasking

¿Ser o no ser multitareas?

imagen El auge del modelo multitasking

El auge del modelo multitasking

El término multitasking comenzó a usarse gracias a la aparición de las computadoras, pues estos aparatos tenían la capacidad de realizar más de una tarea al mismo tiempo y de forma independiente.

Actualmente, este término se emplea más allá de la mera tecnología; ahora se utiliza de forma regular y en algunos casos hasta obligatoria, en el quehacer diario del ser humano.

En el ámbito laboral se ha vuelto una costumbre, algo incluso instintivo, en el que con el afán de economizar tiempos, un empleado realiza diversas actividades de forma simultánea. Esta práctica es positiva para los momentos de productividad y exigencia, donde la tecnología funge como pilar de nuestras necesidades.

Puedes aprovechar una hora de tu día respondiendo correos, hablando por teléfono, revisando presentaciones, etc., de acuerdo con las prioridades y tareas diarias que te asigne tu jefe inmediato. A pesar de ello, esta práctica puede ser un arma de doble filo, porque corres el riesgo de querer resolver muchas cosas, y que esto te impida enfocarte adecuadamente en todo lo que tienes que hacer; como bien se dice: “el que mucho abarca, poco aprieta”.

Por eso, a continuación te daremos algunas recomendaciones para optimizar tu capacidad multitarea.

 

  • Conoce tus prioridades y apúntalas.

Haz en tu agenda una lista de tareas diarias, y asígnales un número de acuerdo con el nivel de urgencia en que necesitan ser resueltas.

 

  • Enfócate en resolver dichas tareas, aléjate de distractores.

 

Si evitas las pequeñas distracciones, te será más sencillo cumplir tus metas y resolver una o varias tareas al mismo tiempo.

 

  • Toma descansos.

 

Sabemos que tus días son demandantes, sin embargo, de nada sirve ofuscarte y trabajar sin parar, por lo tanto es necesario que tomes descansos de al menos 10 minutos donde te relajes, camines, respires hondo o incluso tomes alimentos. De no ser así, es más factible que las ideas se bloqueen y no fluyan.

 

  • Administra tus recursos.

 

¿Con qué materiales cuentas? Computadora, celular, cuadernos, teléfonos, etc. Ve con qué elementos puedes realizar tus tareas y qué otros no necesitas, para que así eches mano únicamente de lo necesario y no tengas estorbos.

 

  • Evita estresarte y resolver problemas que no te corresponden.

 

Si tienes un orden, prioridades y utilizas adecuadamente tus tiempos libres, seguramente te estresarás menos y evitarás que el trabajo consuma tu vida. Recuerda que ser multitasking implica encontrar los caminos para resolver tus tareas y tus metas, no las de alguien más.


Un mejor rendimiento te hace más elegible, pero no olvides que tu salud y satisfacción personal siempre van primero.