Cómo sacar jugo a tus finanzas

Mantén tu economía saludable

imagen Cómo sacar jugo a tus finanzas

Cómo sacar jugo a tus finanzas

Cuando te conviertes en una persona autosuficiente, muchas responsabilidades y obligaciones comienzan a rodearte. Algunas de ellas suponen entrar al mundo económico y financiero, por lo que es indispensable que comiences a administrar tu dinero de forma que te reditúe y rinda lo suficiente.

Lo primero que debes hacer es plantearte metas; es decir, qué te gustaría obtener a corto, mediano y largo plazo donde tus recursos económicos necesiten ser usados. Con esas metas puedes comenzar a hacer una proyección personal, por lo que te recomendamos apuntarlas ya sea en un cuaderno o en un archivo digital.

Dentro de esta proyección, deberás hacer otra lista donde desgloses tus ingresos vs tus gastos fijos. Esto te servirá para saber cuál es la cantidad de la que dispones y cómo puede acercarte a tus objetivos. Ten en cuenta que tus gastos fijos no van a cambiar a menos que tengas un cambio brusco en tus hábitos; por lo tanto, debes administrar inteligentemente la cantidad restante.

Es indispensable que te hagas el hábito de ahorrar. Guarda siempre un poco de dinero en una cajita o alcancía que solo uses para gastos mayores o casos de emergencia: También puedes abrir una cuenta bancaria donde periódicamente te deposites estos ahorros. Si en tu trabajo te dan la opción de entrar a alguna caja de ahorro o tanda, te recomendamos hacerlo, pues siempre te vendrá bien un dinero extra.

Aunque la mayoría de los gastos que hagas sean por gusto propio, existen algunos de ellos a los que se les pueden llamar gastos innecesarios, tu tarea será identificarlos y evitarlos lo más pronto posible para que tu cartera se vea menos afectada. Recuerda que los gastos que realices son siempre para mejorar tu calidad de vida, no para empeorarla.

Evita endeudarte. Con una buena proyección y optimización de tus ingresos y egresos, la palabra deuda difícilmente entrará en tu vocabulario; sin embargo, no estás exento de imprevistos que puedan requerir una operación financiera fuera de tu presupuesto. Es importantísimo que, si solicitaste algún apoyo y estás en deuda, tengas en mente que pagar esa deuda es prioritario y debes hacerlo pronto, porque no queremos que una deuda te lleve a otra.

Si eres de los que tienen estabilidad financiera, puedes comenzar a soñar con dos panoramas: por un lado, contemplar nuevas oportunidades laborales en las que tus ingresos sean mayores; y por otro, invertir en algo que llame tu atención y donde creas que tus aptitudes te guíen a trascender, para que en el futuro esa inversión rinda frutos y solventes aún más, tu economía personal.